Salmón con mostaza y cebollino

Salmón con mostaza y cebollino

Tras los paréntesis obligados por el verano y las vacaciones, volvemos a la carga con una nueva receta.

Hoy he preparado un pescado que, aunque a mí no me gusta especialmente, es muy apreciado por muchas personas, se trata del Salmón. He buscado hacer una receta un poco especial ya que la forma tradicional de hacerlo a la plancha es tan sencilla y fácil que no merece la pena recordar como se hace, así que he buscado entre mis recuerdos de comidas y las formas de hacerlo en un lugar u otro y he encontrado esta, con mostaza y cebollino, veremos si os gusta.

Lo primero como siempre, los ingredientes  para prepararlo todo:

IMG_4370.jpeg

1 lomo de salmón por persona, de aproximadamente 200 grm.

1/2 medio limón exprimido

1 ajo

1 cucharada de café de perejil

2 cucharadas de café de cebollino

1 cucharada de café de azúcar moreno

1 cucharada de mostaza antigua

Pimienta negra

Aceite

Sal

Empecemos a cocinar

Lo primero que haremos es separar y limpiar los lomos de salmón, si el pescadero nos lo ha dado limpio, sólo lo tendremos que enjuagar un poco para quitarle los restos que pueda traer, lo dejamos sobre papel absorbente para que suelte el exceso de agua y lo reservamos.

A continuación mezclamos en una fuente pequeña los demás ingredientes: el zumo de limón, los ajos pelados y picados finos, el perejil picado muy fino también igual que el cebollino, la cucharada de azúcar moreno y la de mostaza a la antigua, si queremos podemos poner un poco más de mostaza, yo puse dos cucharadas, le añadimos un poco de pimienta negra y una pizca de sal.

Añadimos un par de cucharadas soperas de aceite y removemos todo muy bien que quede mezclado como una vinagreta. Debe quedar, no obstante, un poco espesa, ya que la vamos a poner por encima del salmón.

En una fuente o bandeja de horno con un poco de aceite (para que no se nos pegue el pescado), ponemos los lomos de salmón con la piel hacia abajo y encima repartimos la vinagreta que hemos preparado con antelación.

Lo dejamos en el horno unos quince minutos a 200º, eso va a depender del horno de cada cual, cuando veamos que cambia el color un poco es que ya está hecho, debemos tener cuidado de que no se pase mucho ya que de ser así nos quedará muy seco.

Es un plato muy sencillo y ligero, yo lo acompañé de un arroz tres delicias, pero lo podéis acompañar de lo que más os guste, unas verduras o un poco de guarnición del tipo que más os guste, también hice una ensalada, ya que lo hice de plato único y como veis es muy poca comida si sois de los que les gusta comer bastante.

fullsizeoutput_b1f

A la hora de emplatar lo hacéis como siempre al gusto, ya sabéis que una de las cosas que tiene la comida es que debe entrar por el ojo, así que ya sabéis.

Espero que os guste y disfrutéis de este plato sencillo pero que queda muy bien incluso en los días de fiesta.

Un saludo y hasta la próxima receta de #ChefPepe Disfruten de la cocina 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s